Gödel, Escher, Bach… y el acto creativo

Douglas Hofstadter

Douglas Hofstadter
Douglas Hofstadter
Todo acto creativo es mecánico: tiene su explicación, lo mismo que la tiene un caso de hipo, ni más ni menos.
 

 

 

(Douglas Hofstadter: Gödel, Escher, Bach: un Eterno y Grácil Bucle)

Hofsdtadter, en su famoso libro (fantástico, además….. una lectura recomendable), defiende esta sorprendente hipótesis. En suma, se trata de una visión casi puramente determinista o mecanicista (nunca mejor dicho, puesto que él mismo emplea el adjetivo “mecánico”) de la mente humana, y, por estar subsumido en los procesos electro-químico-biológicos de ésta, del acto creativo en sí. ¿Es cierta la afirmación del autor? ¿Es la Arquitectura algo más que un acto mecánico de nuestras neuronas? ¿Es toda obra de arte fruto de simples procesos explicables desde la pura fisiología cerebral? ¿Tienen “alma” las creaciones artísticas? ¿La tiene -o puede tenerla- una obra arquitectónica?

Pablo Picasso

Pablo Picasso
Pablo Picasso

Los buenos artistas copian.

Los grandes artistas roban.

 

 

 

(Una archiconocida frase del gran Pablo Picasso)

Intuyo que Picasso no estaba invitando al plagio ni fomentándolo. Se trata de otra cosa. Un artista puede copiar a otro (su estilo, las formas, los colores, las técnicas, los motivos o temas….). Pero realmente no hace “suya” la obra, sino que la convierte en una imitación. El gran artista se “apropia” de los conceptos, de las ideas, no en el sentido de afirmar su autoría sobre algo realizado por otro artista -eso es plagiar, obviamente-, sino en el de incorporar a su forma de trabajar (a su estilo, si se quiere, o a su concepto de obra de arte), las ideas, pensamientos y conceptos de otro artista.