El precio de un buen diseño

Ralf Speth - El precio de un buen diseño
Ralf Speth

Si crees que el buen diseño es caro, deberías ver el coste del malo

 

Ralf Speth, CEO de Jaguar Land Rover

Pues se puede decir más alto, pero no mucho más claro, ¿verdad? Da la sensación, sin embargo, de que en España, culturalmente, esto no está demasiado bien asumido. En general, todo el mundo tiene claro que no hay que “jugársela” con cosas como los medicamentos o la comida, por ejemplo, y que es lógico pagar un precio -evidentemente dentro de lo razonable- por ellas. El riesgo de encontrarte con problemas serios es alto. Sin embargo, cuando hablamos de proyectar una vivienda o una reforma de la misma…. bien, eso parece ser harina de otro costal. Eso de pagar unos honorarios por que te diseñen bien tu vivienda (o local comercial, si a eso estamos, o incluso la imagen corporativa de tu empresa o negocio) resulta absurdo para la mentalidad de muchas personas. Y sin embargo, también en estos asuntos el riesgo de que haya complicaciones serias es importante. No tengo muy claro por qué, pero ese riesgo no es percibido tan claramente como en otros temas: nadie busca asesoramiento legal en un amigo, a menos que éste tenga la formación adecuada, ni consejo médico a una persona que no sea un profesional sanitario (bueno, esto a veces se hace, pero con temas menores…. y es también arriesgado).

El caso es que, en efecto, el coste de un mal diseño puede ser muuucho más alto que lo que cuesta pagar a un profesional para que haga un proyecto “como Dios manda”. Y el precio de vivir en una vivienda mal diseñada se paga a diario (en la comodidad de uso en muchas ocasiones, o en el gasto en iluminación y acondicionamiento, por poner dos ejemplos).

Gödel, Escher, Bach… y el acto creativo

Douglas Hofstadter

Douglas Hofstadter
Douglas Hofstadter
Todo acto creativo es mecánico: tiene su explicación, lo mismo que la tiene un caso de hipo, ni más ni menos.
 

 

 

(Douglas Hofstadter: Gödel, Escher, Bach: un Eterno y Grácil Bucle)

Hofsdtadter, en su famoso libro (fantástico, además….. una lectura recomendable), defiende esta sorprendente hipótesis. En suma, se trata de una visión casi puramente determinista o mecanicista (nunca mejor dicho, puesto que él mismo emplea el adjetivo “mecánico”) de la mente humana, y, por estar subsumido en los procesos electro-químico-biológicos de ésta, del acto creativo en sí. ¿Es cierta la afirmación del autor? ¿Es la Arquitectura algo más que un acto mecánico de nuestras neuronas? ¿Es toda obra de arte fruto de simples procesos explicables desde la pura fisiología cerebral? ¿Tienen “alma” las creaciones artísticas? ¿La tiene -o puede tenerla- una obra arquitectónica?

Lo preocupante del plagio, según Nikola Tesla

Nikola Tesla - Plagio
Nikola Tesla

I don’t care that they stole my idea… I care that they don’t have any of their own.
(No me preocupa que me hayan robado mi idea… Me preocupa que ellos no tengan ninguna.)

(Nikola Tesla)

Visto en la página de Chris Cureton

Pues el bueno de Nikola Tesla tenía parte de razón. Probablemente no es la actitud que nos sale a quienes nos movemos en cualquier campo del diseño. El plagio es (y así lo sentimos) un robo, evidentemente. Pero claro, si alguien te roba la idea es porque no es capaz de concebir una suya que sea igual o mejor. Eso podríamos tomarlo en cierta medida como un halago, pero también debería ser preocupante para el cliente que “compra” esa idea fruto de un plagio, es decir, robada. Y esto también debería hacer reflexionar a quien se atribuye ideas (diseños, proyectos, imágenes, libros, hasta artículos científicos) que no son suyas.

No hace mucho comentábamos una famosa cita de Pablo Picasso y allí tratábamos de diferenciar el hecho de “hacer tuya” una idea de otro, es decir, incorporarla a tu pensamiento o a tu trabajo, frente al mero plagio, consistente en atribuirte el mérito del esfuerzo de otro. No sé cuáles son vuestras experiencias con respecto a que te roben ideas (bienvenido será cualquier comentario). A mí me ha pasado y es, cuando menos, frustrante ver tu trabajo ejecutado, publicitado o publicado con la firma de otro, en ocasiones incluso con el conocimiento de quien te ha realizado el encargo.

El esfuerzo invertido en el diseño (del tipo que sea, da igual que hablemos de un proyecto -o anteproyecto- arquitectónico que de un logotipo, un cartel, un mueble…) no está bien valorado. Es trabajo, digámoslo así, “intelectual”, y eso no “pesa”, no tiene materialidad, excepto por el soporte en el que se presenta al cliente. Dicho de otro modo, no es el objeto final, que, en suma, es lo que interesa. Las ideas no tienen precio, y aquí me refiero, precisamente, a que en muchas ocasiones los clientes no son capaces de asignar un valor económico al esfuerzo invertido.

A veces el plagio es indemostrable. Otras veces, simplemente, no merece la pena -por muchas y diversas razones- el esfuerzo de “pelear” por probar tu autoría. Pero, efectivamente, como decía Tesla, lo preocupante es que quien nos ha plagiado carecía de algo mejor que presentar.

Pablo Picasso

Pablo Picasso
Pablo Picasso

Los buenos artistas copian.

Los grandes artistas roban.

 

 

 

(Una archiconocida frase del gran Pablo Picasso)

Intuyo que Picasso no estaba invitando al plagio ni fomentándolo. Se trata de otra cosa. Un artista puede copiar a otro (su estilo, las formas, los colores, las técnicas, los motivos o temas….). Pero realmente no hace “suya” la obra, sino que la convierte en una imitación. El gran artista se “apropia” de los conceptos, de las ideas, no en el sentido de afirmar su autoría sobre algo realizado por otro artista -eso es plagiar, obviamente-, sino en el de incorporar a su forma de trabajar (a su estilo, si se quiere, o a su concepto de obra de arte), las ideas, pensamientos y conceptos de otro artista.

Conspiración vs incompetencia

Napoleón Bonaparte
Nunca debe atribuirse a la conspiración lo que bien podría explicarse por la incompetencia

(atribuido a Napoleón Bonaparte)

Leído en…

Harford, Tim. 2008. El economista camuflado: la economía de las pequeñas cosas. Madrid: Temas de Hoy.

Lo cierto es que seguramente Napoleón se refería a política o a estrategia militar, vaya usted a saber. Pero es aplicable en casi cualquier ámbito, ¿verdad? Se me ocurren cosas como fallos en las obras, falta de accesibilidad en tantos y tantos espacios -públicos y privados-, diseños -gráficos, arquitectónicos, de objetos cotidianos, de mobiliario,…- manifiestamente mejorables, empresas que funcionan mal… la lista no tendría fin. Muchas veces buscamos explicaciones rebuscadas para estos problemas (alguna “conspiración” entre varios de los agentes implicados) cuando la incompetencia por sí sola los ha generado.

Arquitectura, según Mies van der Rohe

Ludwig Mies van der Rohe
La arquitectura es como el lenguaje. Para dominar un idioma uno debe dominar su gramática.

Iʼm not working on architecture, Iʼm working on architecture as language, and I think you have to have a grammar in order to have a language

(Mies van der Rohe)

Una frase de un grande, que me recordó @blogdelaunion, si bien creo que la frase auténtica es la que aparece en inglés, por lo que esta traducción al español es un poco “libre”

Typography is…

Typography: Lower case ‘a’ from Adobe Caslon Pro (credits: Wikipedia)Typography is the craft of endowing human language with a durable visual form, and thus with an independent existence.

(La tipografía es el arte de dotar al lenguaje humano de una forma visual duradera, y, en consecuencia, de una existencia independiente)

(Bringhurst, R. (2004). The elements of typographic style. Seattle; Vancouver: Hartley & Marks.)

Pues, sin duda, es una de las mejores definiciones que se han dado sobre el arte de la tipografía, y una que mueve al diseñador a reflexionar sobre cómo va a plasmar un texto en un diseño concreto, sobre cuál es la “forma visual duradera” que va a tener.